Marina Álvarez o “Moana” como la conocen los más chiquitos del Latino es alumna de sexto artístico y forma parte del grupo de recreadores de Huitzil. Fanática de 4 pesos de propina, La Vela Puerca, y del Hip Hop uruguayo, Marina nació en Caracas.

Fotos: Guadalupe Algorta

Aunque no se siente uruguaya tiene mucho amor por este país que según ella “es de una sencillez maravillosa”. Esta vez ha sido nuestra elegida para la sección de las 10 preguntas de la Revista del Latino. Con sus diecisiete años Marina tiene bien claro qué  cosas son esenciales para su vida, además nos invitó a reflexionar sobre algunas fortalezas o privilegios de nuestro país en contraste con la situación actual de Venezuela su país natal que al nombrarlo la llena de tristeza. En el Latino ha sembrado muchos amigos y aunque este año termina su ciclo liceal, está segura que siempre va encontrar la forma de volver, continúe o no en Uruguay.

1 ¿De dónde sos y cuándo viniste a Uruguay?

Soy de Caracas Venezuela, a los 10 años me fui a vivir a Bogotá por el trabajo de mi mamá que es periodista. Allí viví 4 años y a los 14 me vine a vivir para acá. Ya en marzo hace tres años que vivo aquí con mi Familia.

 

2 ¿Cómo fue para ti hacer nuevos amigos y tu llegada al Latino?

Aquí en el Latino la gente es muy abierta, muy horizontal, pero sobre todo muy amena y muy cálida. La relación aquí con la gente es muy personal, es una cosa linda que tiene el Latino. Tiene algo de parecido al colegio que iba en Caracas. Tal vez si hubiera estado más tiempo allí en el liceo de Caracas podría saber más pero solo estuve allí en la primaria.

Entré al Latino a segundo y estuve un mes con esa generación, luego por cuestiones de reválidas y trámites entre la educación de acá y la de Bogotá al mes me cambiaron a tercero. Entonces cuando empecé con ese grupo fue lindo, fueron cálidos pero no congeniamos tanto. Pero cuando me cambiaron a la generación que estoy ahora fue distinto, todo mucho mas lindo. En el recreo estaba rodeada de gente, tenía un círculo de personas preguntándome cosas, fueron más curiosos con ganas de recibir. Logré hacer gente muy linda en mi generación, logré acoplarme bastante bien, yo sentí con el paso de los años que conseguí asentarme más en un lugar.

 

3 ¿Con quién y dónde vivís? ¿Cómo los ha recibido Montevideo?

Vivo con mi mamá, mi papá y mi perro….Ah y mi hermano (se ríe) Vivo acá en Punta Carretas a 7 cuadras del Latino. Siempre comparo cuando llegué a Colombia, Bogotá que fue al otro lugar de donde me mudé y esto es un paraíso. Más allá de que la ciudad para nosotros es una maravilla, sobre todo es fácil y segura aunque quizás para ustedes no lo es. Pero a nuestros ojos este lugar es un  jardín secreto maravilloso donde no pasa nada, dónde tenemos más libertades y estamos más tranquilos. En cuanto al liceo también fue mucho más fácil, aquí la gente siempre es muy abierta y quiere saber, dar y recibir también. Siempre están muy dispuestas al intercambio.

 

4 ¿Un lugar Favorito del Mundo?

Me encanta en verano Valizas. Tengo una amiga que tiene casa allí y nos invita. Es ir ahí y me desenchufo. Creo que es así porque la playa es lo que más me gusta en la vida. Valizas es un lugar en donde te podés desconectar y tiene una vibra re linda, es chiquito, todo el mundo se conoce, son aún más amables, alegres y abiertos…no se es un lugar de paz y amor.

 

5 ¿Qué te pone triste y qué te pone feliz?

Triste que no estoy con mi familia que se que allá la están pasando bastante mal, es un momento complicado para toda mi familia que está en Venezuela. Se que no es mi culpa pero igual me hace sentir bastante culpable (…) (Marina se entristece un poco y nos quedamos todos en silencio por un rato). Me pone feliz saber que por lo menos mi familia, nosotros, estamos bien. En realidad yo estoy muy agradecida de la vida que tengo. Tengo una vida muy fácil, llena de comodidades. Hago lo que me gusta, voy a animación, veo a mis amigas, son muchas cosas que otra gente no tiene.

 

6 ¿Por qué elegiste animación y qué actividades haces allí?

Yo estaba preparando las reválidas en tercero entonces no le prestaba mucha atención, veía que mis amigas iban pero no me interesaba. Hasta que ellas me dijeron “ven a probar un día a ver si te gusta”, y fui y me encantó. En tercero que es el primer año es muy atractivo. Es muy divertido, se recibe mucho, eres tú recibiendo animación, Juegas, haces actividades, tenés danza, etc. En la animación tu disfrutas mientras estás trabajando. Dentro de la escuela de recreación hay todo un ambiente. Hay cierta complicidad, es una interna muy bonita. Yo que estoy en sexto ya llevo tres años de esa buena vibra. Es un ambiente de intercambio, dar y recibir. También lo es así para fuera y para los que recién empiezan. Yo estoy saliendo del liceo y me cruzo con los niños y me dicen “…Marina, Moana”. Sí me dicen Moana (se ríe)  Es una cosa muy bonita, que te enciende el corazón. Ellos te quieren mucho a ti y yo los amo. Cuando te estresas por una actividad te anima que lo estás haciendo por los niños…siempre es por lo niños. Huitzil es todo un curso, primero te enseñana y luego te van delegando tareas. También tienes que coordinar actividades como latineadas, campamentos, CVL (Colonia de Vacaciones del Latino) aquí incluso a los de sexto nos pagan. El año pasado fuimos a un parque y conocimos a otras escuelas de recreación, eso estuvo lindo porque permitió un intercambio con otros animadores.

 

7 Este año terminas el liceo, ¿tenés idea qué vas hacer después o qué te gustaría estudiar?

Hasta que no esté debajo del Roble vestida de gala no me voy a dar cuenta que llegó el momento. Encontré una carrera, es una licenciatura que me quedé enamorada. Es diseño de Comunicación Visual. Mezclan Bellas Artes y Arquitectura y de verdad estoy muy emocionada con eso, creo que eso es lo que me gustaría hacer en materia de estudio. Luego a que me voy a dedicar no se. Pero tengo que ver si me quedo o no me quedo. El contrato de mi mamá era por 4 años acá en Uruguay, así que se terminaría en marzo del año que viene. Además nos avisan a dónde nos vamos y un mes después nos vamos. Así fue cuando vinimos acá y así fue cuando nos fuimos a Bogotá. Es así siempre. Yo no sé, yo me querría quedar acá porque finalmente encontré algo que me gustaría hacer, y alejarme de eso y de una vida que tengo construida que me es muy cómoda y con la soy muy feliz…me da un poco de miedo (…) pero bueno habrá que ver.  

 

8 ¿Algún músico favorito tuyo?

Tuve mi momento que era muy fan de “4 pesos de propina”. Pero yo creo que tus gustos van a estar siempre muy condicionados a las tendencias y demás. Ose fue cuando todo el mundo amaba 4 pesos de propina. También tuve un momento que amaba “La Vela Puerca” fui al concierto de los 20 años…re fan nada que ver (se ríe). Y ahora estoy escuchando mucho rap uruguayo “Dostrescino” me gusta mucho.

 

9 ¿Te sentís uruguaya?

No. No me siento uruguaya pero es un país muy bello, que tiene tantas cosas maravillosas que creo que por ser de acá la gente como que no se da cuenta. Es un lugar increíble. Yo me siento demasiado cómoda. No se si este es mi lugar, pero de verdad puedo ser yo misma y todo eso es muy valioso. No es que tenga nada en contra de Colombia, es un país que yo amo, tengo amigos allá, aprendí un montón de cosas y demás, pero Uruguay tiene una sencillez que le da un valor impresionante. Mi mamá y yo el otro día estábamos pensando que Cortázar tiene sus personajes; los Cronopios, las Famas y las Esperanzas.  Uruguay es una Esperanza y mi mamá dice que yo me convertí en una. La gente siempre se ríe de las esperanzas, pero para mi son una cosa tan linda, porque dentro de su sencillez hallaron su forma de ser maravillosas.

 

10 Aunque no sabemos si es una despedida, ¿te gustaría decirle algo al Latino?

Muchas gracias, miles, miles en serio. Porque encontré mi lugara acá dentro de lo que es todo esto tan bonito. Que sigan creciendo y que sigan siendo chévere, que no cambien tanto.