5 Esquinas es una banda de folk-rock y americana formada en el Latino y compuesta por Marcelo Rosa, Mauricio Mordecki, Bruno Oreggioni, Lucián Echeverría, Tomás Rossi y Pedro Riveiro, pero por sobretodo es, principalmente, un grupo de amigos. Realizamos unas preguntas a los integrantes para conocerlos un poco mejor a ellos, a la agrupación y a su historia.

Fotos: Natalia Bajarlia

Miembros (fichas)

Nombre: Marcelo Rosa
Edad: 17 años
Instrumento: Batería
Apodo: Twins
“No tengo tiempo para ensayar”

 

Nombre: Pedro Riveiro
Edad: 17 años
Instrumento: Bajo
Apodo: El Carnes
“Soy el hombre que más datos recauda por minuto”

Nombre: Lucián Echeverría
Edad: 18 años
Instrumentos: Banjo, guitarra y voz
Apodo: El Látigo
“Miro el Super Bowl”

Nombre: Mauricio Mordecki
Edad: 18 años
Instrumento: Teclado
Apodo: El Hook
“Siguen sin dejarme hacer música conceptual”

Nombre: Bruno Oreggioni
Edad: 17 años
Instrumento: Guitarra
Apodo: Magnum
“Etapa de volumen indefinido”

Nombre: Tomás Rossi
Edad: 17 años
Instrumentos: Mandolina y voz
Apodo: El Látex
“Mastico muy fuerte”

 

¿Cómo comenzó 5 Esquinas y hace cuánto?
-Esto comenzó como “El twingo de la mami”, que era una banda de la escuela para la fiesta de fin de año. De a poco algunos miembros se fueron bajando y otros entrando hasta que eventualmente nos llamamos “3 personas y el mexicano”, que en ese momento éramos Bruno, Tomás y Lucián originalmente. Posteriormente entró Mauricio, luego Chelo y por último vino Pedro. Así quedamos nosotros. Nos llamamos “5 esquinas” desde el 18 de mayo de 2015.
¿Por qué eligen utilizar el inglés para algunas de sus canciones?
Lucián, que es quien escribe dichos temas, explica esta interrogante.
-Yo he compuesto un par de canciones que están en inglés y por varias razones: primero que nada porque de entrada si yo supiera hablar francés probablemente compondría temas en francés. Si yo supiera hablar portugués, también lo haría. Es un idioma distinto al del español que tiene otras texturas bucales y que por ejemplo, con respecto al significado, es mucho más pragmático. En inglés si traduces dos palabras de repente en español esas mismas dos palabras son cinco o seis. Eso como una de las funciones del idioma en general. También tenemos la misma cantidad de canciones en español. Justo la que elegimos promocionar fue “Good Luck” que es el tema que en ese momento era el más estructurado y que más valía la pena ser promocionado. Pero próximamente vamos a sacar una cantidad de material  en diversos idiomas. De hecho Mauricio está aprendiendo klingon –todos ríen-. Incluso en un momento casi cantamos en yddish –los amigos comienzan a recordar la anécdota para sí mismos, entre risas-.
¿Cuál fue su primer toque como 5 Esquinas?
-El primer toque que tuvimos fue en Prea, que es un espacio en el que organizan un toque anualmente en el que van diferentes bandas con el objetivo de recaudar para un campamento de invierno que hacen. Fue la primera vez que tocamos con un bajo sólido, con cada uno de nosotros haciendo su propia función ya que por ejemplo Mauri de repente agarraba el bajo pero nadie tocaba el teclado, si Lucián tocaba el bajo nadie tocaba el banjo, y así. Cada quien con su instrumento en mano tocó y fue un antes y un después para la banda. Fue la primera vez que un sonido quedó absolutamente firme pese a que el sonido del lugar no era el mejor del mundo
¿Nos contarían de una anécdota que hayan vivido juntos?
Los amigos piensan en una para elegir entre varias propuestas, burlándose de las típicas anécdotas de bandas. Entre la conversación se puede escuchar “vamos a ordenarnos y elegir de una vez que tengo hambre”. Ante la mención del almuerzo, los miembros se organizan y comienzan a contar la historia.
-Todo empezó una noche de ensayo. En el Toque Latino del año pasado invitamos a pasar al escenario a una banda que se veía muy parecida a nosotros solo que tenían lentes oscuros y tocaban música tropical. Un par de semanas después estábamos ensayando cuando nos contactó Maxi Xicart –profesor que fue coordinador de la fiesta de 60 años del Latino-. Entonces nos dice “estuvo buenísimo lo que hicieron en el Toque Latino, nos gusta mucho su estilo, pero la cuestión tropical va a rendir mucho para la fiesta. Estuvimos buscando por todas partes y se nos ocurrió que ustedes pueden hacer un buen trabajo”. “Sí, muy bien, ¿y qué quieren que hagamos”, dijimos. “Necesitamos música para bailar” “¿y cuánto falta para la fiesta”… “Es en nueve días” –los narradores hacen silencio, con suspenso-. Le preguntamos cuánto esperan que toquemos: “no, no, tranqui. Una hora”. Una hora en temas es muchísmo, con cinco minutos por canción aproximadamente. Claro, ahí nos dijeron que nos iban a pagar, y como solo nos importa el dinero –risas-. Primero hicimos una selección de temas tropicales, también nos permitieron tocar temas nuestros en principio. Fueron nueve días de tres horas de ensayo diarias. Fue una locura –“quiero subrayar las palabras que usó Maxi Xicart: temas pachangueros”, agrega Mauricio-. Hicimos un pequeño repertorio que tenía algunos temas muy bailables pero de buena música, no muy “terraja” –“y después sí, terraja” dice Marcelo, y el resto del grupo ríe-. Armamos arreglos, juntamos otros instrumentos… Todo en nueve días, que para hacer un repertorio  de una hora es muy poco tiempo. Al final estuvo bueno, tuvimos una experiencia muy grata, pero da para decir que a varios de los integrantes les daba vergüenza subir a un escenario a tocar cumbia. En el Latino era entendible, porque conocíamos a todo el mundo, nos pusimos los lentes, etcétera. Pero acá había gente que no conocíamos de ningún lado. No era vergüenza necesariamente, pero queríamos distinguir ese proyecto musical de 5 Esquinas. ¿Y cómo lo resolvemos? Lo del Toque Latino había sido en broma, algo que se nos había ocurrido en el momento, entonces dijimos “claro, vamos a hacerlo de nuevo” y así hicimos un parte aguas muy claro entre el segmento de 5 Esquinas, en el que nos vestimos con sombreros, tiradores… en fin, nuestro estilo; y luego invitamos a subir al escenario a “Nueve días sin tu amor” que fue el nombre que le dimos, como de banda de plena, por los nueve días que tuvimos para ensayar. De un momento para otro nos dimos vuelta, nos pusimos lentes oscuros y se soltó la pachanga. Incluso hoy en día tenemos toques exclusivamente de “Nueve días sin tu amor”, a los que presentamos como unos amigos de la banda.
¿Qué le depara el futuro a 5 Esquinas?
-Aún está por verse, esto es un proceso que es constantemente renovación y cambio, y sobre él vamos viendo. Cuando se termine este año hay dos miembros de la banda que van a irse de viaje por algunos meses, así que en ese tiempo el proyecto no va a ser el mismo.
¿Hay algo que quieran decir para terminar esta entrevista?
-En lo que queda del año se vienen proyectos muy salados, estamos trabajando muy duro, vamos a tener varios toques antes de que estos muchachos se nos vayan, también vamos a hacer algunos proyectos de colaboración. … Estamos tratando de sacar la mayor cantidad de contenido, así que estén atentos.

¡Muchas gracias, 5 Esquinas!

Redes sociales de 5 Esquinas:
Facebook: 5 Esquinas (@banda5esquinas)
YouTube: 5 Esquinas
Instagram: banda5esquinas